• info@dmarotti-host.com
  • +987 043 798

Noticias

¿Cuánto cuesta una página web?

Es probablemente la pregunta más común que hacen los clientes, y no los culpo. Probablemente es la primera pregunta que me haría a mí mismo si estuviera fuera de este negocio. Sin embargo, realmente es una pregunta truculenta de responder, ya que depende de muchas cosas. 

Uno de los puntos más importantes en lo que se refiere a obtener el precio es que el diseño web es un servicio, pero muchos clientes ven un sitio web como un ‘producto’. Muchos de ellos creen que pueden entrar en una ‘tienda virtual’ y pedir un sitio web de 5 páginas por un precio fijo. Sin embargo, un sitio web es algo en lo que un equipo tiene que trabajar para construirlo. Cuando asumes esto se hace más fácil el entender por qué es tan difícil dar un precio tan rápidamente. Aun así, entendiendo que esta pregunta es bastante justa de hacer.

Como dueño de un negocio, necesitas estar seguro de que estás gastando tu dinero de una forma sabia. Pero debes asumir que preguntar cuánto cuesta una página web es como si te aventuras en la concesión de un auto de segunda mano, y preguntas cuánto cuesta el auto. Después de que el vendedor del auto de segunda mano haya dejado de frotarse las manos con regocijo, te preguntará qué tipo de auto tenías en mente. Te preguntara sobre tu presupuesto, para qué lo usarás, cuántas personas lo usarían, si necesita ser práctico o deportivo, y hasta el color. Sí, te hará muchas preguntas para acortar la selección masiva y así señalarte el mejor coche para tus necesidades.

Como con los autos, puede haber una diferencia masiva en costos en lo que se refiere a desarrollo web. Algunos diseñadores cobrarán $100, mientras que otros cobrarán $10,000 o más. “¡No puede haber tanta diferencia!” – te oigo decir. Bueno, al igual que con los carros, puedes comprar un modelo económico a un fabricante chino por $7,000, o puedes comprar un Lamborghini por $500,000. Los dos te aportan las mismas funciones básicas, ya que te llevan del punto A al punto B. Sin embargo, hay una diferencia enorme en lo referente a diseño, ingeniería, comfort y calidad.

Dicho esto, ¿cuánto debería costar una página web? diseno-web ¿De dónde viene el coste de construir un sitio web nuevo? Podrías haber visto anuncios de TV (o en redes sociales) donde te lo hacen ver como algo fácil de construir, por debajo de $10 al mes. Sin embargo, esto no es realmente un sitio web, es una presencia web. Algo que poder poner en tus tarjetas de negocio o algo que poder señalar a un cliente, pero realmente no te dará la capacidad de adquirir nuevos clientes. Si este es el tipo de sitio web que buscas, entonces el resto de este artículo no es para ti.  Ve a wordpress.com y adquiere un sitio web gratis. O constrúyete una página de Facebook o Google+ y olvídate de tener un sitio web plenamente desarrollado.

Para algunos tipos de negocio realmente esta forma es la mejor para invertir tus fondos de marketing que crear una página web seria.

Este artículo es para aquéllos que buscan una página web que meta tu negocio en el mercado. Un sitio web que no solo se verá bien, sino que lo hará bien en los motores de búsqueda y ayudará a generar clientes. Un sitio web que refleje tu negocio, sus metas y tu marca. Una que funcione en todos los exploradores web y en todos los sistemas operativos.

Así que antes de que un diseñador web te pueda proporcionar un coste, primero tienen que ver los diferentes elementos presentes. Por ello es que te harán tantas preguntas. Al menos una buena empresa de diseño web lo hará. factores diseño web Ahora que ya sabes lo que es un sitio web realmente, puedo explicarte todas las cosas que intervienen en construir uno.

Estructura y Conversión – Alguien tiene que pensar sobre las páginas, la navegación y la usabilidad, y la mejor manera de mover usuarios de un lado a otro. Una vez los visitantes aterricen en tu página, el contenido necesita ser estructurado de forma tal que les persuada a tomar algún tipo de acción en tu sitio web: suscribirse, llenar un formulario, etc.

Texto – Aunque escribas tú la copia, o contrates a un escritor especializado, el texto sigue teniendo que estar cotejado, con la ortografía corregida, y verificado antes de que pueda ser usado.

Imágenes – Sin importar si tienes tus propias fotos, o tienes que tomarlas, o simplemente quieres almacenarlas, su tamaño debe ser modificado, retocado y organizado.

Diseño – Se necesitar poner empeño en la elección de colores, estilos de letra y gráficos para que funcionen con tu marca y sean compatibles con tus otros materiales de marketing.

Disposición de la Página – La localización de encabezados, pies de página, barras laterales en cajas, e iconos de medios sociales tiene que ser decidida para proporcionar la mejor oportunidad posible de convertir visitantes en clientes.

Codificación – Tu sitio web necesitará código de buena calidad que funcione rápidamente y no cause errores ni deteriore tu sitio web.

Compatibilidad – Hay docenas de exploradores web que funcionan en Macs y PCs que necesitan mostrar la página sin un solo problema. Esto significa que la codificación, las pruebas y los arreglos serán imprescindibles para aportar la mejor de las experiencias para los visitantes, sin importar lo que usen.

Tecnología Móvil – Los visitantes que accedan a tu sitio web usando dispositivos móviles como tablets y smartphones pronto serán una gran parte de los visitantes totales a tu web. Esto significa que alguien tiene que asegurarse de que tu sitio web se ve bien en diferentes tamaños de pantalla, mientras se siga leyendo y usando correctamente.

Redes sociales – Los negocios online exitosos requerirán del uso de medios sociales como Facebook, Twitter y Google+. Así que alguien necesita integrar tus cuentas de redes sociales en tu sitio web y crear métodos fáciles para compartir tu contenido con otros.

Puesta en marcha – Alguien tendrá que comprar tu nombre de dominio, instalar tu sitio en un servidor hosting, configurar el DNS, obtener tus analíticas, herramientas de webmaster y sitemaps y asegurarse de que todo funciona.

Es una gran lista de cosas que tienen que hacerse para obtener la mejor página web posible. No las he listado para así poder justificar el poner una etiqueta de precio grande para el coste de un sitio web. Es simplemente para que se entiendan mejor las tareas que una empresa seria debe desempeñar para determinar el coste de construcción de tu página web. ¿Cómo se gasta tu dinero? Buena parte del costo final de tu proyecto dependerá de la cantidad de personas involucradas en el desarrollo del mismo. Como mínimo, en cada proyecto se ven involucrados un diseñador, un maquetador y un programador. El diseñador es la persona encargada de desarrollar el look de tu web y presentarte gráficas de cómo se verá el trabajo terminado. Un diseñador web es una persona con conceptos claros sobre estilo, buen uso de colores, diagramación y más. Luego entra en juego el maquetador, quien es la persona encargada de pasar dicho diseño a un modelo funcional “para web”. El maquetador tomará el diseño original y lo transformará, mediante el uso de tecnologías web, a un conjunto de archivos que pueda ser reconocido por los diferentes navegadores web. Finalmente, y de ser necesario, un programador le dará los toques funcionales finales a la web, verificando el buen funcionamiento del código de los formularios, o revisando que el código utilizado sea compatible con los diferentes navegadores. Dependiendo de la escala del proyecto, podrían verse envueltos en el mismo expertos en UX (Experiencia de Usuario) y alguna persona con experiencia en posicionamiento web. Esperamos que esta pequeña guía te haya sido de utilidad.

 

Please publish modules in offcanvas position.